NOVEDADES EDITORIALES
Bitácora Lacaniana
Factor a
a-ritmo propio
Cuadernos del INES
Seminarios Jacques-Alain Miller en Caracas y Bogotá
Lacan XXI
Enlace Acción Lacaniana NELcf
Lacan Cotidiano la movida Zadig Radio Lacan Latigo
LA ESCUELA
Discursos de los presidentes

Discurso presidente saliente
Gestión 2018-2021

Marcela Almanza

Buenos días estimada Angelina Harari, Presidente de la AMP; Viviana Berger, Presidente de FAPOL, miembros y asociados de la NEL y miembros de otras Escuelas que hoy también nos acompañan -de modo virtual y trascendiendo fronteras- para habitar, una vez más, el país del psicoanálisis.

Agradezco su presencia a todos ustedes en este Acto de Escuela, que bajo circunstancias tan especiales e inimaginadas para el mundo entero acompañan hoy a la NEL a la hora de finalizar la gestión de este Comité Ejecutivo, luego de más de dos años de una ardua labor sostenida, a pesar de las dificultades, por la causa que nos convoca.

También asistirán a un momento de recomienzo, histórico para nuestra Escuela.

Al inicio de nuestro recorrido, en octubre del 2018, había iniciado y finalizado mi discurso de asunción como Presidente formulando un enunciado que, bajo la lente de mi singular lectura, se me imponía por su propio peso resumiendo lo vivo que estaba aconteciendo en la NEL durante los últimos tiempos, constituyéndose en un punto de partida excepcional, en una apuesta y una declaración de principios. Dije en ese momento: la NEL despierta.

Lo que nunca imaginé, lo que no alcancé a vislumbrar -¡cómo saberlo!- era que ese despertar (con todas las resonancias que puede producir ese significante en nuestra comunidad analítica)iba a tocar a la Escuela-sujeto de manera insólita… produciendo otras repercusiones nuevas, insospechadas, que iban a desplegarse a lo largo de este recorrido  y a constituir, paso a paso, los cimientos para arribar a este momento conclusivo.

Como ustedes saben, comenzamos esta gestión habiendo formulado el siguiente eje, que iba a servir de orientación para nuestro trabajo: la formación del analista en la Escuela del pase. Formulación que atravesaba -de principio a fin- todas las propuestas con las que iniciamos, bajo el firme convencimiento de que el Pase en tanto realidad efectiva en nuestra Escuela (con la nominación hasta ese momento de dos AE de la Escuela Una en la NEL) permeaba, enhorabuena y de modo irreversible, cada uno de los rincones de la NEL, abriendo nuevos horizontes en nuestra formación y en nuestro lazo de Escuela.

Fue así que, con la posterior nominación de un nuevo AE, en abril del 2019 organizamos un encuentro “fuera de serie” que denominamos las Primeras Enseñanzas del Pase de la Escuela Una en la NEL ,con la presencia de Angelina Harari, Presidente de la AMP, y de Anna Aromí, Secretaria del Pase de la AMP.

Un evento que derivó en un acontecimiento de Escuela, pues fue en ese ámbito que la Escuela-sujeto fue tocada analíticamente por una interpretación recibida de parte de la Presidenta de la AMP que, en tanto éxtimo, logró hacer resonar aquello que no se había logrado escuchar.

Consentir en llevar adelante la inscripción legal de nuestros Estatutos, cuestión que había quedado en suspenso durante años, solo advendría como consecuencia de dejar de esperar y de delegar en el Otro una tarea que no era más que propia.

¿Acaso no es esto mismo lo que, entre otras cuestiones, nos enseña el paso por un análisis?

La interpretación recibida tuvo efectos de sorpresa que permitieron despejar, además, que la redacción de los Estatutos quedaba en nuestras manos, asumiendo entonces la responsabilidad de una escritura libidinizada, admitiendo el compromiso que nos compete como miembros de una Escuela para dar forma a un nuevo modo de funcionamiento.

Descorrer el velo de sentido que sostenía la justificación en torno a lo no realizado, despertó un deseo de saber inédito.

Salir de la indeterminación, destrabó una inercia que nos causó a autorizarnos a pensar a cabalidad la Escuela que queremos y a trabajar en torno a sus fundamentos para volver a concebirla acorde a lo que es la NEL, hoy.

Advino, entonces, un momento decisivo para nuestra Escuela.

La repercusión de lo que se leyó y se escuchó en aquel momento, logró pasar al resto de la comunidad analítica poniéndola al trabajo, sabiendo que una Escuela orientada por lo real se constituye en una Escuela orientada por sus síntomas y por sus impasses.   

La Conversación advino entonces como un dispositivo fundamental y absolutamente necesario para reforzar y potenciar nuestros lazos de Escuela.

Por un lado, iniciamos un recorrido donde el recurso a la palabra intensificó y puso en valor el trabajo al interior de un Consejo Federativo que, fortalecido en sus funciones y a través de la voz de sus consejeros, introdujo los elementos necesarios para concretar la redacción de los nuevos estatutos, dando lugar a una articulación renovada entre lo Uno y lo múltiple.

Una labor impulsada, a su vez, por la interlocución constante con el Comité Ejecutivo que permitió salir progresivamente del impasse, tratándose, además, de una labor mancomunada con el resto de los miembros de nuestra Escuela.

Así, iniciamos un debate de ideas basadas en argumentos que fueron compartidos con otros en diversos encuentros, en un espacio donde primó la transferencia de trabajo y el buen encuentro con la diferencia, y que logró investirse libidinalmente, propiciando un nuevo escenario que se tornó agalmático.

Punto de encuentro que resultó decididamente necesario para arribar, en tiempo y forma, a un nuevo escrito.

Se abren, de aquí en adelante, nuevas posibilidades para lo que será el trabajo propio de un Consejo, tal como está concebido en los Estatutos.

Por otro lado, también nos servimos del recurso a la Conversación en un momento difícil de atravesar para la Escuela por el impacto que produjo la pandemia en nuestra cotidianeidad y que dio lugar, entre otras cuestiones, a la suspensión del XII Congreso de la AMP “El sueño. Su interpretación y su uso en la cura lacaniana” y las XI Jornadas de la NEL “Lo insoportable de la infancia” para los cuales veníamos trabajando fervientemente desde diversas instancias.

Proseguir con las elaboraciones en curso resultó indispensable, pues nos impulsó a buscar el modo de alojarlas de alguna otra manera, redoblando la apuesta por la causa analítica, apelando a algún margen de invención posible frente al surgimiento de este real, para perseverar en nuestro lazo de Escuela.

Fue así que también El Seminario de la NEL, signado por la actualidad del Pase y contando además con la nominación un nuevo AE en enero del 2020, siguió su trayectoria a través de cada uno de los tres seminarios que lo constituyen -Seminario de Formación Lacaniana (SFL), Seminario de Investigación de la Práctica Analítica (SIPA) y Seminario de Textos políticos (STP)- extrayendo progresivamente las particularidades del anudamiento de las 3 vertientes, clínica, epistémica y política, nutriéndose continuamente por las coordenadas transmitidas por J.-A. Miller en su Curso “El ser y el Uno”, referencia fundamental que guio todo nuestro recorrido.

En este nuevo contexto, donde el encuentro presencial ya no era posible, asumimos que el recurso a lo virtual podía dar lugar a una nueva propuesta, a la que denominamos Conversación permanente, Hacia un nuevo lazo,donde miembros y asociados de la NEL fueron invitados a producir sucesivas elaboraciones en torno a la experiencia de Escuela, a la formación analítica y a las múltiples aristas que comprometen nuestra práctica, poniendo en valor el lugar y el lazo que fuera posible para cada uno, para así restarnos de la impotencia, dando lugar a algún tipo de invención frente a lo insoportable.

También hay que decir que durante este periodo la NEL siguió en movimiento con un renovado trabajo sobre el cartel, en tanto órgano de base de la Escuela; labor impulsada por un Secretariado sumamente activo que arbitró diversas propuestas de orden clínico, epistémico y político.

En una Escuela orientada por el Pase y por la Garantía contamos, además, con un nuevo ámbito de reflexión en torno a la misma -impulsado por Clara María Holguín- que resultó esencial para escuchar la voz de nuestros AME conversando en torno a lo que supone dicho grado, su responsabilidad y función, en una interlocución de la que también participaron activamente miembros y asociados.

En cuanto al lazo de la NEL con la FAPOL, hubo una permanente participación en las reuniones del Consejo FAPOL, en encuentros mensuales de los que hicieron parte, en tanto consejeros, la Presidente de la Escuela y Adolfo Ruiz, interviniendo en una conversación fecunda junto a la EOL y la EBP en lo concerniente a las políticas y proyectos de trabajo en juego. Resalto también la designación de la NEL, que funcionará, por primera vez, como organizadora del próximo ENAPOL a realizarse de manera virtual desde Santiago de Chile.

Por Zadig – La Movida Latina, destaco que actualmente esta red interpretativa se moviliza muy activamente en cada uno de los 9 países del ámbito de la NEL, realizándose durante el 2019 y 2020 cuatro Foros Latinos en Red, creándose además un Blog que se mantiene activo por los valiosos textos recibidos.

Por los Enlaces de Acción Lacaniana efectuados durante estos dos años, cada uno de ellos ha sido la ocasión para escuchar la voz de los miembros de nuestra Escuela, en una vasta interlocución hecha de reflexiones y realidades por compartir, de ambos lados del Atlántico.

En cuanto a los Grupos e Iniciativas en el ámbito de los países de la NEL (cuestiones que hemos escuchado e impulsado junto a Raquel Cors Ulloa) puedo decir que hay un interés creciente en la región por interiorizarse por la formación que la Escuela dispensa y por los principios que la rigen. Hemos contado, en este tiempo, con el valioso apoyo de varios miembros de la NEL que supieron transmitir, en cada caso particular, las coordenadas políticas pertinentes para que estas iniciativas se sostengan y prosperen. A todos ellos, nuestro agradecimiento.

Por otro lado, el Comité Ejecutivo ha estado presente en cada una de las Sedes, Delegaciones y Grupos Asociados de la NEL cada vez que fue requerido, sosteniendo una escucha atenta en cuanto a las particularidades del devenir propio de la vida de Escuela y sus impasses, apostando, en cada lugar, a que el Uno tome cuerpo y se vivifique en cada uno de los miembros de nuestra comunidad analítica.

Hoy concluyo mi función como Presidente de la NEL, en un momento crucial para nuestra Escuela, ¡presta ahora a recomenzar!

Y debo decir que he transitado un camino que me ha resultado tan sorprendente como la vida misma…

Sin lugar a duda, constituyó para mí una experiencia apasionante, aunque también sumamente compleja, seguramente hecha de aciertos y desaciertos... pero que, en suma, constituyó una experiencia libidinal maravillosa que, por fortuna, pude transitar junto a todos ustedes, soportada por el deseo de Escuela que me habita.

Mi agradecimiento, entonces, para las instancias de la AMP que acompañaron, cada una desde sus respectivas funciones, cada tramo de este recorrido. Particularmente a Angelina Harari, su Presidente, por la valiosa orientación política, que ha sido constante, resultando fundamental para los pasos decisivos que ha dado la NEL durante todo este tiempo. Por su escucha atenta, implacablemente analítica a la hora de pronunciar la palabra precisa que, en cada oportunidad y con la sutileza requerida, dio en el blanco produciendo un efecto tal que impulsó a la Escuela-sujeto a dar una vuelta más para así arribar a este Acto, el día de hoy, donde se inscribirá algo nuevo y de otro orden.

Un agradecimiento a Viviana Berger, Presidente de FAPOL, que acaba de asumir esta función de manera entusiasta imprimiéndole un estilo de trabajo que, seguramente, será de gran beneficio para el trabajo mancomunado entre las tres Escuelas de América.

Al Consejo Federativo, a cada uno de los Consejeros con los que tuve oportunidad de trabajar cercanamente durante este tiempo de intensa labor, a ellos, mi agradecimiento por los momentos de Escuela que hemos compartido y que fueron de gran aporte para mi formación. Por haber contado con ese precioso encuentro, efectivamente logrado, entre el Consejo Federativo y el Comité Ejecutivo, donde pude asistir a un lúcido debate de ideas y de argumentos que me permitió seguir pensando las complejidades de nuestra vida de Escuela. A María Hortensia Cárdenas, en particular, todo mi agradecimiento por impulsar -desde diferentes vertientes- el trabajo al interior del Consejo y por su infatigable labor para lograr concretar, en tiempo y forma, lo necesario para la inscripción legal de la NEL. Y a Fernando Gómez Smith, por supuesto, que también ha colaborado muchísimo.

A Heloisa Prado Telles, miembro de la EBP, mi gratitud, por su ayuda que ha resultado tan necesaria en estas cuestiones de los Estatutos.

Al Comité Ejecutivo, por haber consentido a acompañarme en esta gestión que, indudablemente, no podría haber sido posible sin la confianza, el respeto y el aporte singularísimo de cada uno de ustedes. A Gladys Martínez que, como Secretaria, supo estar siempre a tono con los requerimientos, imprimiéndole además un plus de calidez muy bienvenida y necesaria. Igual rasgo que supo dar a su función como responsable de la Comisión de Bibliotecas de la NEL, logrando avivar el espíritu de las bibliotecas en cada Sede, Delegación y Grupo Asociado, apuntando, invariablemente, a impulsar su crecimiento y desarrollo. A Luisa Aragón que, con su frescura y dinamismo, supo dar al Secretariado de Carteles un aire de renovación muy conveniente para acompañar adecuadamente este momento de la Escuela. A Adolfo Ruiz que, desde el Secretariado de Medios, logró darle un nuevo ritmo y precisión política a cada una de las instancias que lo componen, estando a la altura de una tarea a la que, además, supo conferir una amabilidad y aplomo muy necesarios para un ámbito tan vertiginoso como complejo. Por otro lado, en tanto Director de Bitácora Lacaniana, logró potenciar aún más el lugar que se ha ganado nuestra revista entre sus lectores, a lo largo de los años, consolidándola como referencia. A Alejandra Hornos, nuestra Tesorera, un agradecimiento por su infinita paciencia con los números y por el esfuerzo en pensar esta labor, desmarcándola de cualquier sesgo administrativo para llevarla siempre a una lectura de otro orden, en el marco de una Escuela.

Y finalmente a Raquel Cors Ulloa, pieza importantísima de este Comité, que además de seguir transitando su función de AE ha cumplido funciones en el Instituto, también como Directora responsable de Facror @ y a cargo del Enlace Acción Lacaniana, quien me ha acompañado de manera incondicional como Vicepresidente, en una interlocución que me resultó fundamental para transitar este recorrido -muchas veces complicado- tornándolo más leve y vivible.

A todos ustedes, queridos colegas del Comité, todo mi agradecimiento por nuestras continuas conversaciones, que me permitieron elucidar más atinadamente, cada vez, nuestras Cuestiones de Escuela.

No puedo dejar de mencionar a Clara María Holguín, quien hace 4 años confió en mí para que en un futuro asumiera esta tarea que hoy concluyo y con quien, durante este periodo, también mantuve un diálogo permanente por las funciones que hoy desempeña y que resultan de gran importancia para la Escuela.

Concluyo, entonces, con un agradecimiento muy especial a J. -A Miller, referencia ineludible para nuestra comunidad analítica, que estuvo siempre presente y en el momento mismo de la creación de la NEL en el año 2.000, que orientó políticamente y acompañó, con su impulso vital, todos los momentos cruciales de nuestra vida de Escuela hasta arribar a este momento.

Mi reconocimiento, a los miembros de la Escuela que hoy nos acompañan y a todos los que supieron transitar estos 20 años de la NEL para llegar a este momento decisivo, que nos deja a las puertas de un recomienzo inigualable e impar.

Felicito a Raquel Cors Ulloa, quien de ahora en adelante, y sin lugar a duda, sabrá presidir la Escuela con un estilo muy propio y tan bienvenido para este momento.

Mis felicitaciones también a los miembros de la NEL que la acompañarán desde el Consejo.

¡Les auguro, para este nuevo tiempo, un excelente trabajo de Escuela!

Gracias