LA ESCUELA
V Jornadas NEL
El reverso de la vida contemporánea
Clínica y política del Psicoanálisis

Lima, 17, 18 y 19 de Octubre del 2008
Invitados: Guy Trobas, Leonardo Gorostiza, Mauricio Tarrab, Sergio Laia.

Argumento
El espíritu estadístico, el "puro cálculo de amos invisibles", gobierna la época. Impone su ley a la ciencia, a la política, a la terapéutica, a la economía, a la técnica, a la vida cotidiana; reina en la conciencia contemporánea. Homogenizar es su sino, si bien promueve a la par el más firme individualismo en todas sus variantes.

Ante esto el psicoanálisis y su clínica resisten. Resisten en la búsqueda y defensa de la singularidad, la que no confunde con ningún individualismo. Es su política. Su campo -desde Lacan se sabe mucho mejor- lo define el sujeto: aquel que no halla lugar en la contabilidad y el cálculo; aquel que exige la confidencia y la escucha para lograr acceso a lo que le caracteriza; aquel que cuando se sitúa en verdad ante sí, exige respuestas más allá de toda domesticación.

El analista realiza entonces su práctica en resistencia a la uniformidad, a la estandarización, al self management. Realiza su ejercicio caso por caso, fundamento de esa práctica. Y en ella se dispone a hacer tambalear los semblantes que sostienen a cada cual, buscando que se produzcan travesías de las que se espera además del alivio, la ganancia segura de un saber nuevo, abrigando así "la última nobleza que quizás aún pueda serle permitida en tiempos de epidemiólogos." (J.-A. Miller).

En el 2008 se recordarán los 40 años de los acontecimientos del mayo francés y de conmociones diversas en todo el planeta, los que incidieron significativamente en el rumbo del siglo XX, y que fueron la ocasión para que Lacan los tomara, un año después, como punto de partida para la elaboración de su seminario 17, El reverso del psicoanálisis. Recordaremos ese momento singular que dio lugar a la producción de los cuatro discursos y a la extracción de las consecuencias que ello implica para la teoría y para la práctica del psicoanálisis. Momento en el que convergen desarrollos emprendidos desde el comienzo de su enseñanza, en donde se decantan tesis necesarias para comprender la época.

A partir de ese momento será posible a los analistas saber que hay un más allá del Edipo y que su práctica comporta la exigencia de hacer caer el significante amo de su pretensión de ser absoluto, lo que implica abandonar todo ideal apoyado en la creencia en alguna bondad humana no explotada por la historia.

Por todo lo anterior, la NEL convoca a sus miembros y asociados –y a todo aquel que se interese por lo que el psicoanálisis piensa, dice y hace– a celebrar este momento de la enseñanza de Lacan y a examinar juntos el reverso de la vida contemporánea, es decir, la clínica y la política del psicoanálisis. Para el efecto propone en especial explorar la sexualidad de nuestro tiempo, las formas que ello implica en las neurosis de hoy, qué incidencias tiene en la vida regular el empeño por borrar la diferencia sexual, por homogenizar los sexos, o la legitimación de nuevas formas de la sexualidad.

También, cómo aparecen las psicosis en la época, qué dificultades plantean para su diagnóstico y tratamiento, cómo se construyen en nuestro ámbito nuevas estrategias institucionales para enfrentar la lógica de desconocimiento radical de toda singularidad del loco. Asimismo, cómo conciben los analistas de nuestra área geográfica discursos tales como el feminismo o el de la defensa de los derechos humanos como bases para el vínculo social, o qué lugar ocupa el psicoanálisis en las universidades andino-caribeñas.

En la Lima de descendientes de incas, europeos, negros y asiáticos, en la Lima de la gran cocina, de anfitriones esmerados y de riquezas coloniales, en la Lima que es paso hacia Machu Picchu, de valses, de mar y luna, en la "Ciudad de los Reyes" donde nunca llueve, la NEL convoca en octubre próximo a todos sus integrantes para examinar el reverso de la vida contemporánea con la clínica y la política del psicoanálisis, para contribuir a una causa que es la nuestra.

Ejes de trabajo para las V Jornadas de la NEL
1. Formas actuales de las neurosis. Las parálisis histéricas y los desvanecimientos de la amada, que fueron muy conocidos por Charcot, Freud y sus contemporáneos, han casi desparecido hoy. La histeria tiene ahora nuevas maneras de presentarse. El rito del obsesivo, ha perdido su fachada propiamente religiosa, tan frecuente en siglos anteriores, y en la actualidad éste rinde su tributo a los dioses de la época bajo el rostro de un workaholic o de un ciberadicto, u otros. El neurótico de nuestro tiempo, más que nadie, ha elevado el goce al cenit social. ¿Cuáles son entonces esos múltiples rostros que presenta hoy el neurótico? ¿Cómo se presentan ante el analista? Son interrogantes que las Jornadas propone acometer en todas sus variantes.

2. Clínica contemporánea de las psicosis. Las psicosis circulan hoy discretamente en medio de la vida colectiva, sin estridencias, más o menos insertas en lo cotidiano; se han hecho entonces, a menudo, ordinarias. Ello impone preguntarse por ejemplo, ¿cómo subsisten las psicosis extraordinarias? ¿Qué diferencias existen entre ellas? También ¿qué propuestas hay en la NEL para abordar hoy, bien sea las psicosis ordinarias o extraordinarias? Son éstas preguntas que guiarán el trabajo en Lima relativo a las psicosis.

3. El tratamiento psicoanalítico en la época del Otro que no existe. Encontrar un psicoanalista en la época del Otro que no existe implica formas de demanda casi desconocidas antes. ¿Cómo opera entonces el analista en circunstancias tales? ¿Cómo se presenta la transferencia en aquel que Lacan llamó el no engañado? ¿Qué implica para la clínica analítica la declinación del NP? También las Jornadas esperan preguntarse por los tratamientos breves y por sus resultados terapéuticos. Son éstas cuestiones que le plantea la época al analista contemporáneo y que la NEL se propone abordar.

4. El malestar contemporáneo y el discurso analítico. Se hace necesario saber qué se hace en la Escuela con hechos como las adicciones, o con las demandas que implican urgencias subjetivas, o con los efectos de la exclusión social, o con cualquiera de las muchas otras formas del malestar contemporáneo. También, cómo se sitúan los analistas de la NEL ante los discursos feministas, o de defensa de los llamados derechos humanos, o de legitimación de cualquier forma de ejercicio de la sexualidad. ¿Puede el analista lacaniano asumir, sin más, la defensa de los llamados derechos humanos, cuando su Declaración Universal renuncia a darle a los deberes un estatuto similar que el que les concede a los derechos? La Escuela quiere preguntarse entonces por los diversos discursos que gravitan alrededor del malestar contemporáneo y por el modo en que sus analistas se sitúan frente a ello.