LA ESCUELA
III Jornadas NEL
La aplicación del psicoanálisis
Indicaciones y contraindicaciones

Bogotá, 15, 16 y 17 de Noviembre de 2004
Invitados: Enric Berenguer, Frida Nemirovsky, Bernardino Horne.

Argumento
"Hay síntomas de moda, y síntomas que pasan de moda. Hay países exportadores de síntomas (hoy son los Estados Unidos, porque el síntoma soviético desapareció). Hay países exportadores de medios de satisfacción de los síntomas de los demás (Colombia). En suma, hay toda una economía sintomática que aún no ha sido conceptualizada. Esto es clínica -porque la clínica no es sólo de la Cosa, sino del Otro".

Jacques-Alain Miller. (Mensaje a Caracas en ocasión del II Encuentro regional de la ECFC)

No deja de ser divertido el uso del lenguaje y sus acepciones. En algunos países, "aplicado" es un adjetivo. Del niño que hace sus deberes escolares, superando a veces la expectativa del maestro, se dice que es "un niño aplicado", juicioso, obediente. De manera que podríamos hablar del psicoanálisis aplicado como de un psicoanálisis juicioso; es decir, aquel cuya pureza se obtiene allí en el lugar en el que se produce. Es decir, en su condición. Si se hace en el consultorio, entonces es un psicoanálisis aplicado; lo contrario no sería psicoanálisis puro, sino "desaplicado", poco juicioso. Si tomamos la bondad de la lengua, se puede ser aplicado o desaplicado.

Así, habrá que sopesar si cuando hablamos de la aplicación del psicoanálisis estamos partiendo de considerar una "maleabilidad" que no le hace perder sus propiedades, o si es lo que queda después de destilarlo, en cuyo caso los que se aplican serían los elementos no esenciales.

La idea de que la contraindicación y la indicación de la experiencia -o del discurso analítico que la fundamenta- sólo tiene sentido en virtud de la medida de un sujeto, es igual a decir que, de algún modo, aquello que estaba indicado (o contraindicado) puede llegar a ser su inverso. Es decir, en principio, no habría contraindicación. ¿Pero no es esto pregonar el para-todos? ¿Cuál es el estatuto posible de tal prescripción?

Clínica del Otro y de la cosa (la expresión es de Miller). Es la buena ocasión para sopesar los términos de indicación y contraindicación en términos de: errores y aciertos del analista en la cura... el trabajo del analista en los sistemas de salud prepaga...la oferta analítica a los síntomas "contemporáneos"...una palabra sobre los criterios de eficiencia y eficacia, evaluación y prevención... la fertilización asistida...."nuestro" psicoanálisis aplicado y el de la IPA... la caída del análisis en psicoterapia... los dispositivos de formación del analista: la presentación de enfermos, el control... la presencia de los analistas en los medios de comunicación... las experiencias en las que la indicación se torna contraindicación....

Es una lista entonces que intenta recoger el saldo de experiencia del analista en su función y que lo invita a testimoniar de los ámbitos en los que puede dar cuenta de una misma posición y de unos mismos principios que la fundan.

El psicoanálisis en los tiempos del pequeño yo
Por: Enric Berenguer

¿A qué trato de referirme con eso? Quiero decir que el psicoanálisis siempre ha sido relativo al régimen de civilización en el que está inmerso. No relativo en sus principios, sino en cuanto a los medios de su aplicación. En El Reverso del psicoanálisis, Lacan establece la idea de una cierta relación de reversión entre el psicoanálisis y el discurso del amo. Definir las coordenadas, los regímenes de goce que se inscriben en los límites de dicho discurso, nos ha de ayudar a situar los medios de nuestra acción en cada momento. Hace años que Miller y Laurent acuñaron la expresión "la época del Otro que no existe". ¿Qué más podemos añadir hoy para definir aquello frente a lo que el psicoanálisis se postula como una alternativa? Que el psicoanálisis es difícil no es ninguna novedad, lo que nos interesa es circunscribir con qué tipo de imposible nos enfrentamos en cada momento y en cada circunstancia. En psicoanálisis no nos ocupamos nunca de otra cosa.

Las indicaciones del psicoanálisis en los síntomas contemporáneos
Por: Bernardino Horne

La concepción de psicoanálisis aplicado, permite un espectro de indicaciones bien mas amplio que lo que era posible en épocas pasadas.

En los llamados síntomas contemporáneos, han podido desarrollarse maniobras de la transferencia o interpretaciones con valor de acto que permiten establecer una articulación del sujeto a su enigma, que hasta ese momento permanecía inaccesible por el rechazo del inconsciente y de la transferencia en la que estos sujetos se encuentran.

Trataré de demostrar con trechos de material clínico el valor de algunas estas formas de intentar sacar estos pacientes del discurso capitalista.

El deseo del analista esta en la base de todas estas maniobras.

El psicoanalista: entre el psicoanálisis puro y el psicoanálisis aplicado
Por: Frida Nemirovsky

La conferencia: El psicoanalista, entre el psicoanálisis aplicado y el puro, se ocupará de dicho "entre".

Sabemos, conforme a lo enfatizado en las Jornadas de la EOL 2003, que el psicoanálisis no es una terapéutica como las demás; lo dice Lacan en Variantes de la cura tipo. Lacan prefiere dejar lo diferente de la terapéutica analítica a su rigor ético.

Fue Miller quién muchos años después propuso que no hay clínica sin ética. Se trata entonces de exigir al psicoanalista aplicado a la terapéutica que su orientación no ceda al respecto; que su cura siga estando orientada por el deseo del analista, cuya operación supone un rechazo del poder sugestivo de la palabra. Hacia el final de su enseñanza, cuando Lacan establece la diferencia entre psicoanálisis y psicoterapia, subraya que ésta "especula" con el sentido. Se trata en ese momento de un psicoanálisis concebido fuera del sentido, es decir, sin punto de capitón. Momento donde la disyunción entre psicoanálisis puro y aplicado comienza a desvanecerse. Entonces, ¿dónde ubicar el riesgo de lo que puede hacer fracasar a un psicoanalista en dicho intento? La respuesta es la transferencia y lo que de ella y con ella se puede lograr. Este tema está en el centro de la dimensión ética de lo que con un psicoanálisis se puede hacer.

Nuestra conferencia se propone poner en juego precisamente a ese "entre" que es el psicoanalista, tratando de transmitir algo de nuestra propia práctica