NOVEDADES EDITORIALES
Bitácora Lacaniana
Bitácora Lacaniana
Factor @
a-ritmo propio
Cuadernos del INES N°14
Seminarios Jacques-Alain Miller en Caracas y Bogotá
Lacan XXI
Lacan Cotidiano la movida Zadig Radio Lacan Latigo Infancia y Juventud
INSTITUTO
Cuadernos del INES - N°14
Presentación

Angelina Harari et al.
Grama, Buenos Aires, 2019

Esta nueva entrega de Cuadernos del INES recoge la producción de los eventos realizados por el Instituto Nueva Escuela el pasado mes de octubre en Ciudad de México. En primer lugar tenemos las intervenciones del XVIII Seminario del INES, dedicado al texto de Lacan “Ideas directivas para un congreso sobre la sexualidad femenina”, que contó con la destacada participación de Angelina Harari, acompañada por los trabajos de Ángela Fischer, Ramón Ochoa, Luisa Aragón y Ricardo Aveggio. Luego encontramos la IV Conversación clínica de la NEL, con las presentaciones hechas en la Mesa de discusión “Presencia del analista”, en la que participaron Flory Kruger, Clara Holguín y Raquel Cors Ulloa. Finalmente, como importante novedad en este número, el Cuaderno cierra con dos contribuciones originales sobre la presencia del analista. La primera es el texto inédito de Miquel Bassols, gentilmente cedido para esta edición, “Presencia, real, del analista”. La segunda contribución es un brillante artículo de Christiane Alberti, escrito especialmente para esta publicación: “Presencia del analista”.

El presente número de Cuadernos del INES pone, por así decir, en contigüidad dos aspectos fundamentales de la clínica lacaniana actual: la sexualidad femenina y la presencia del analista. Dos aspectos que, tomados en su conjunto, nos ofrecen una valiosa perspectiva de la orientación por lo real del síntoma en la experiencia analítica. En ambos casos nos vemos confrontados a lo que está en el límite de lo simbólico, allí donde no se trata ya de lo que se ordena por el significante y donde se juega más bien lo real del cuerpo.

Si, como dirá luego Lacan en su “Alocución sobre las psicosis del niño”, la función de la presencia –en tanto presencia de la persona– ha de excluirse de la operación analítica (“es una presencia que sólo vale cuando al fin se borra, como se ve en la matemática”) es, justamente, para dar paso a la presencia real del analista, que hace valer en cuerpo y acto, algo que no puede borrarse del discurso analítico: “la presencia del sexo como tal, entiéndase en el sentido en que el ser hablante lo presenta como femenino” (y más allá de lo sexual –agregaríamos con Clara Holguín– presencia de lo sinthomal). A partir de allí podemos ya pensar una íntima comunidad entre ese goce Otro, de algún modo “envuelto en su propia contigüidad”, y la función de la presencia del analista que con su acto introduce lo no-del-todo tramitado por la mediación fálica.

Invitamos al lector a disfrutar –¡y a servirse!– de este muestrario vivo del trabajo de formación permanente realizado en el Instituto Nueva Escuela.

Ángel Sanabria *

* Psicoanalista en Ciudad de México, México. Miembro de la Nueva Escuela Lacaniana (NEL) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis.