NOVEDADES EDITORIALES
Bitácora Lacaniana
Bitácora Lacaniana
Factor @
a-ritmo propio
Cuadernos del INES N°13
Seminarios Jacques-Alain Miller en Caracas y Bogotá
Lacan Cotidiano la movida Zadig Radio Lacan Latigo Infancia y Juventud
ACTIVIDADES
I Conversación Clínica de la NEL
El analista y su práctica
Boletín #15

São Paulo - 3 de septiembre de 2015


Tute

 

Cristina González de Garroni comenta una cita de Jacques-Alain Miller tomando como referencia el escrito de Jacques Lacan "La dirección de la cura y los principios de su poder". Así contextúa la noción de interpretación en la serie que escribe como interpretación-transferencia-el ser que toca la ética, emparejada con la otra tríada que refiere Lacan: táctica, estrategia, política. Siendo el eje de este escrito la pregunta por el quehacer del analista, el comentario de González sitúa a la interpretación tanto como un movimiento, un salto, un hecho de puntuación, una edición e incluso ‒siguiendo a Miller‒ una pesadilla, orientada a despertar. Muy pronto en Sao Paulo, tendremos valiosos casos clínicos que nos permitirán trabajar estas perspectivas del quehacer de nuestros analistas en la NEL.

Acompaña esta reflexión una nueva serie de ineludibles referencias bibliográficas.

Al final de este boletín encontrarán nuevamente la ficha de inscripción que será necesario presentar para poder recibir los materiales clínicos que se trabajarán en la Conversación, por lo que insistimos en pedirles que por favor la envíen a:: Clara María Holguín: clara.maria.holguin@gmail.com

¡Disfruten la lectura!

Ana Viganó

 

Comentario de Cristina González de Garroni a la cita:

"De tal manera que una interpretación puede ser un simple "sí" dicho por el analista; puede ser, para el analista, el simple hecho de gruñir en un momento dado; puede ser la simple repetición de un enunciado del paciente, que corresponde precisamente a la introducción de un efecto de comillas en la palabra del paciente, decir la misma cosa, pero eso es ponerlo entre comillas; el analista repite una frase del paciente y por el simple hecho de repetirlo es equivalente a ponerlo entre comillas; es citar lo que dijo el paciente. Y la interrupción de la sesión (con los analistas que practican las sesiones de tiempo variable) también puede tener valor de puntuación de lo que ha sido dicho. De tal manera, he dicho que el analista era como un editor de la palabra, no solamente alguien que escucha. Es también alguien que edita." [1]

Lacan en "La dirección de la cura y los principios de su poder" [2] destaca los tres registros de la acción analítica: La interpretación, la transferencia y el ser que toca la ética, cada uno aparejado con elementos militares que se usan en la guerra, a saber la táctica, la estrategia y la política.

Si la interpretación está a nivel de la táctica, entonces podemos decir que la interpretación es el movimiento que hace el analista como una respuesta a la contingencia de lo que sucede en una sesión analítica. Es el salto que hace el analista ante la apertura del inconsciente, es un movimiento de oportunidad. Es por eso que un gruñido, un subrayado, el corte de la sesión pueden tener estatuto de interpretación al introducir una puntuación.

En este párrafo Miller da una orientación acerca de la interpretación analítica, destacando dos acciones: escuchar y editar los dichos del paciente con la finalidad de hacer al inconsciente legible, señala "El psicoanalista agrega al habla una puntuación, y se podría decir que la interpretación analítica es esencialmente un hecho de puntuación". [3]

Pero esta táctica está orientada por la estrategia y la política, sin las cuales la interpretación no tendría lugar. La interpretación será posible siempre que se dé en el terreno de la transferencia y en la medida en que haya un analista.

En su estrategia el analista dirige la cura, la posición del analista en la transferencia define la estrategia. Y poder ocupar esa posición en la transferencia está a su vez íntimamente ligado a la política. La política define los fines de la cura, orienta la dirección de la cura, un análisis propiamente dicho apunta al final de análisis que tiene que ver con el ser. Y es en este punto donde si volvemos a la interpretación como táctica, en la orientación lacaniana, entendemos que interpretar, puntuar, no solo toca el nivel de lo simbólico sino que apuntaría al goce.

La distinción de la orientación lacaniana es que la interpretación orientada por la política de la cura, no se queda a nivel de la traducción de los dichos del paciente, ese analista que escucha y edita los dichos del paciente va más allá de la interpretación significante, ya que la interpretación eficiente del analista, como dice Miller, es una pesadilla, [4] en la medida que despierta al parlêtre, moviliza la libido, engancha al otro en la transferencia. Haciendo posible el acceso a lo real, que al fin y al cabo es el hueso más duro de roer de un análisis, pero está en la política de la dirección de la cura.

NOTAS

  1. Miller J-A., "La lectura del inconsciente", Bitácora Lacaniana N° 1, Grama, Buenos Aires, 2012.
  2. Lacan, J., "La dirección de la cura y los principios de su poder", Escritos 2. Siglo XXI Editores Argentina, Buenos Aires, 2002.
  3. Miller, .J-A., op. cit.
  4. Miller, J.-A., "La ponencia del ventrílocuo", Introducción a la clínica psicoanalítica. Conferencias en España, ELP-RBA, Barcelona, 2006.

 

Referencias bibliográficas sobre la práctica clínica

Escritos 2, Lacan, J. (1975) Escritos 2. México D.F.: Siglo XXI Editores.

"Variantes de la cura-tipo" (1953 aparecido en 1955)

"Es que también el psicoanálisis es una práctica subordinada por vocación a lo más particular del sujeto, y cuando Freud pone en ello el acento hasta el punto de decir que la ciencia analítica debe volver a ponerse en tela de juicio en el análisis de cada caso (v. "El hombre de los lobos", passim; toda la discusión del caso se desarrolla sobre este principio), muestra suficientemente al analizado la vía de su formación. El analista, en efecto, no podría adentrarse ella sino reconociendo en su saber el síntoma de su ignorancia.

La ignorancia en efecto no debe entenderse aquí como una ausencia de saber, sino, al igual que el amor y el odio, como una pasión del ser; pues puede ser, como ellos, una vía en la que el ser se forma". (p. 125)

"Efectivamente allí donde se encuentra la pasión que debe dar su sentido a toda la formación analítica, como resulta evidente con solo abrirse al hecho de que estructura su sitio". (p. 125)

 

Ya enviaste tu ficha de inscripción?
No esperes más!!!

En breve estaremos enviando los materiales clínicos que serán trabajados en la Conversación, solo a los que hayan completado su ficha de inscripción.

I Conversación Clínica de la NEL

Inscríbete haciendo clic en este archivo:
https://gallery.mailchimp.com/62e180ab962451bbcf3633e57/files/Ficha_de_inscripcio_n.docx

 

Responsables del Boletín Letras en línea:
María Hortensia Cárdenas
Ana Viganó