NOVEDADES EDITORIALES
Bitácora Lacaniana
Bitácora Lacaniana
Factor @
a-ritmo propio
Cuadernos del INES N°14
Seminarios Jacques-Alain Miller en Caracas y Bogotá
Lacan XXI
Lacan Cotidiano la movida Zadig Radio Lacan Latigo Infancia y Juventud
CARTELES
Boletin-37 a-ritmo propio
El psicoanálisis, un dispositivo de re-dignificación

Cartelizante: Adriana Chacín
Más uno: Paula Iturra
Cartelizantes: Estela Castillo, María del Carmen García, Orlando Bustamante, Rosario Espina.

La población venezolana atraviesa actualmente una situación de crisis inédita, que ha dejado un saldo generalizado de aproximadamente cuatro millones de emigrantes, incontables pérdidas de vidas humanas tanto por acción u omisión de quienes detentan el poder, nunca antes en América Latina se había presenciado un éxodo a tal escala. Sin embargo hay un asuunto muy llamativo, la gran mayoría de quienes se han ido o quienes se quedan sostienen un discurso similar, el "mismo" padecimiento: escasez de alimentos, de agua, de recursos médicos básicos, destrucción masiva del servicio eléctrico, entre otros, como si se tratase de un “único” problema para todos, se puede decir entonces que Venezuela intenta ser controlada con un sistema político que apunta a un "todos iguales", no hay diferencias ni para lo bueno ni para lo malo, “un ideal para todos”.

Visto de esta manera, nos encontramos ante un sistema que al ignorar los problemas de sus ciudadanos apunta a borrar lo Uno, en su omisión de acción no reconoce la singularidad sosteniendo una crisis que efectivamente termina siendo “para todos”.

Nuestra práctica pretende todo lo contrario de lo antes expuesto, el psicoanálisis busca reconocer las diferencias y apuntar al cada uno. El argumento del IX ENAPOL nos recuerda lo que decía Lacan sobre la indignación: “respuesta ante una afrenta a la dignidad”[1], y dice también “que la indignación es el afecto que nos embarga cuando nuestra singularidad es cuestionada, desconocida o rechazada”.[2]Nos indica también que la indignación es el afecto que nos embarga cuando nuestra singularidad es cuestionada, desconocida o rechazada. Justamente es eso lo que ocurre en Venezuela, un sistema totalitario que apunta a borrar lo singular de todos los sujetos, reduciendo a dos las opciones para vivir dignamente: emigrar o quedarse en condiciones cada vez más extremas.

 

¿Quién se va? ¿Quién se queda? ¿Quién va a un analista?

Ciertamente venimos hablando de un sistema político que pretende una ley que es “para todos” pero lo cierto es que cada quien va respondiendo a esta cuestión de maneras diferentes, los emigrantes se han ido en la medida de que algo de lo que viven se les va haciendo insoportable, la crisis toca un punto particular donde ya no es posible quedarse: una mujer que juraba no emigrar decide hacerlo ante el nacimiento de una hija prematura que estuvo a punto de morir por no tener a la mano el medicamento que la salvaría, milagrosamente vivió, pero la angustia de muerte que se presentó en esos días dejó como saldo la imperiosa necesidad de marcharse. Los que se quedan encuentran sus razones que les son propias y por ello deciden hacerlo, y otros pocos quieren hablar de eso con un analista para dilucidar que sería lo mejor para sí mismo. Todos tienen el mismo problema pero todos buscarán su propia solución.

Nos decía Renato Andrade en la conversación sobre Política y Escuela Una acontecida el pasado mes de abril en la ciudad de Bogotá[3], que "hay un analista donde se escucha el uno", entonces tendrán que existir en Venezuela aquellos espacios donde más allá del padecimiento común se escuche lo que se juega en ese único parletre, un lugar donde si bien hay un problema universal o “para todos” cada quien pueda construir una solución desde lo singular, una que reconozca y dignifique al sujeto en su diferencia, apuntando a lo que le hace problema en lo particular. Eso podría ser entonces el lugar de un psicoanálisis y un analista dentro de un sistema totalitario.

NOTAS

  1. Lacan, J., El Seminario, Libro 8, La transferencia, Paidós, Buenos Aires, 1987, p. 319.
  2. Argumento, IX ENAPOL “ODIO, CÓLERA, INDIGNACIÓN: desafíos para el psicoanálisis” 2019
  3. I ENSEÑANZAS DEL PASE DE LA ESCUELA UNA EN LA NEL. Bogotá, 2019