NOVEDADES EDITORIALES
Bitácora Lacaniana
Bitácora Lacaniana
Factor @
a-ritmo propio
Cuadernos del INES N°14
Seminarios Jacques-Alain Miller en Caracas y Bogotá
Lacan XXI
Lacan Cotidiano la movida Zadig Radio Lacan Latigo Infancia y Juventud
CARTELES
Boletin-37 a-ritmo propio
Productos de carteles

Eje: Odio

  • Nombre del producto: De los ideales, el odio y la abyección
    Cartelizante: María Isabel Uribe
    Más Uno: María Isabel Uribe
    Cartelizantes: Yxía María Pacheco, Lorene Congrains, Saúl Jerves y Paola Atencio
    Rasgo: La abyección con el goce generalizado
    “Una acción en el orden de lo abyecto, procura entonces una satisfacción en el orden de la cochinada. El ser hablante será empujado a realizar dicha acción por el sentimiento del odio, que hunde sus raíces en el propio modo de gozar y, que unido a un ideal oscuro, busca despojar al otro de su propio modo de satisfacción.” (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Odio al extranjero... en uno mismo
    Cartelizante: Ana Ibáñez
    Más Uno: Silvana Di Rienzo
    Cartelizantes: Wendy Sumosa y Joaquín Carrasco
    Rasgo: Odio al extranjero
    “El goce del sujeto siempre es inadecuado, por exceso o por defecto, nunca es el que conviene. Aparece como una especie de cuerpo extraño, extranjero, instalado en lo más íntimo de su ser. Es un goce que divide al sujeto y que atenta contra su bienestar y le hace esclavo a la vez”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: “Un día imperfecto”. Una posible escritura del odiamoramiento.
    Producto del cartel de Bibliotecas Remolinos: Psicoanálisis y literatura. Una lectura sobre la tríada Odio, Cólera e Indignación
    Cartelizante: Teresita Díaz
    Más Uno: Teresita Díaz
    Cartelizantes: Liliana Bosia, Claudia Bowles, Fabiana Chirino, Alejandra Hornos y José Miguel Pinto
    “Lacan dice, en su Seminario 20, que el amor no es sin odio, dos caras de una misma moneda que ubica a modo de un funcionamiento moebiano nombrándolo “odiamoramiento”. Por la cara del odio, suelen aparecer manifestaciones como la rabia, la venganza, el acto agresivo, violento por medio del cual itera lo que no logra inscribirse. Lo que repite vela el programa de goce de cada uno en juego, un real no regulado y es ahí donde el amor puede presentarse como pasión, amor no civilizado”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Un día imperfecto, la violencia de un acto
    Producto del cartel de Bibliotecas Remolinos: Psicoanálisis y literatura. Una lectura sobre la tríada Odio, Cólera e Indignación
    Cartelizante: Liliana Bosia
    Más Uno: Teresita Díaz
    Cartelizantes: Claudia Bowles, Fabiana Chirino, Alejandra Hornos y José Miguel Pinto
    “...se puede pensar una articulación entre literatura y psicoanálisis a partir de la pregunta ¿qué escribe la escritura? Gustavo Dessal nos dice que para él la literatura es la puerta secreta por la que se puede pasar a la infancia, es decir “a las marcas originarias que el discurso del Otro ha dejado en nuestro cuerpo. Esas marcas son el alfabeto secreto con el que la escritura cifra su mensaje. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Odio, melancolía y estrago en la subjetividad de la época
    Cartelizante: Claudia Subieta A
    Más uno: Marita Hamman
    Cartelizantes: Bárbara Pozzo, Eugenia Morales y Meyer Lozano
    Rasgo: Melancolía y estrago
    “Ahora, si el odio es la conjunción de lo real y de lo imaginario que excluye lo simbólico, se puede plantear a la melancolía, como una patología del odio, primero hacia el objeto, luego hacia el yo, “(...) interpenetración del registro real en lo imaginario que excluye lo simbólico” bien en consonancia con la época”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Odio: Rechazo y Resistencia
    Cartelizante: Mariela Camacho Subieta
    Más Uno: Juan Diego Guerra España
    Cartelizantes: Elizabeth González, Claudia Pérez Farfán y Noel Cisneros
    Rasgo: Odio y Segregación
    “La falta que podría evidenciar el confrontarse a sujetos, que han decidido no ceder ante el goce, es la propia imposibilidad de estos profesionales “psi” para operar con eso, donde su saber ha encontrado un límite, y un obstáculo, evidenciando el propio fracaso del ideal “curador”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: El feminicidio: Una aproximación psicoanalítica
    Cartelizante: Claudia Pérez Farfán
    Más uno: Juan Diego Guerra
    Cartelizantes: Mariela Camacho, Noel Cisneros y Elizabeth González
    “...Miller donde se plantea que el odio es el odio al goce del otro. No tolerar el goce del otro es lo que está en la base de las segregaciones y del racismo. Lo mismo podríamos decir en los casos de feminicidio, hay algo del goce de la mujer que, en determinadas circunstancias, se torna intolerable para los hombres”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Franz Kafka entre el odio y la culpa
    Cartelizante: Carlos Chávez Bedregal
    Más Uno: Luisa Aragón
    Cartelizantes: Juan Chivalán, Paola Espinoza y Vianney Cisneros
    Rasgo: Odio
    “Podríamos estar tentados a decir que Carta al padre, es un texto donde el escritor expresa su odio a su padre, sin embargo vemos que en Kafka el odio nunca se da verdaderamente, es algo que podemos ver en la manera en que termina la Carta, donde tendría todos los argumentos para finalmente mandarlo al diablo, pero en vez de esto escribe: “hemos llegado, a mi parecer, a algo tan cercano a la verdad, que puede tranquilizarnos un poco a los dos y hacernos más llevaderas la vida y la muerte”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: El odio a Freud
    Cartelizante: Thamer Prieto
    Más uno: Betty Abadi
    Cartelizantes: Carlos Gallegos, Liliam Patricia Escandón y Brenda Berenice Ramírez
    “¿Es el odio el primer afecto humano? Claramente no, pues en todo caso ese título quedaría mejor asignado a la angustia: el único afecto que no engaña[*], a decir de Lacan; siendo que es el único afecto que no tiene asidero en lo simbólico. El odio, como el resto de los afectos, posee una dimensión real y otra simbólica, y en eso sí –dejando de lado la angustia como afecto real, carente de simbólico- se podría afirmar que el odio es el afecto más primario que existe”. (Continúe leyendo)

 

Eje: Cólera

  • Nombre del producto: Montar en cólera
    Cartelizante: Liliana Bosia
    Más Uno: Liliana Bosia
    Cartelizantes: Darío Calderón, Luciana Méndez y Yoselys Peña
    Rasgo: Cólera e indignación, ¿qué articulación posible?
    Decir que la cólera es una irrupción de lo real cuando la trama simbólica estaba tejida es decir que algo de lo real irrumpe en la cadena asociativa quebrando el enlace del S1 y S2, tomando el cuerpo del sujeto, recordemos que una acepción de cólera es bilis, la bilis, según Fernando Vitale, remite a una amargura y a afectar el cuerpo”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Cólera y amor
    Cartelizante: Darío Calderón
    Más Uno: Liliana Bosia
    Cartelizantes: Luciana Méndez y Yoselys Peña
    “...Todo se presenta bien para el puente de pontones en el Bósforo, pero hay una tormenta que agita el mar. Toda cólera es agitar el mar”. “Me gusta la imagen que usa Lacan. Un puente de pontones o puente flotante consiste en un tablero apoyado sobre una serie de elementos flotantes que permiten mantenerlo en una situación más o menos fija, pero al mismo tiempo capaz de adaptarse a las subidas y bajadas de la marea”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Las cóleras de Aquiles
    Cartelizante: María de los Ángeles Morana
    Más uno: Diana Ortiz
    Cartelizantes: Adriana Pérez Fournier, Adriana Soler y Nakary Romero
    Rasgo: La cólera y la imagen corporal
    “La cólera, “primera palabra” de cuyo efecto en el cuerpo testimonia un relato en Occidente. “Canta, oh diosa, la cólera del Pélida Aquiles”; inicio de la Ilíada. En Homero, khólos, ira suscitada en un mortal por la ofensa de otro. Se erige en defensa de la “areté”, potencia del guerrero como luchador, fundamental en su honor”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Del insulto a la rabia, “...o peor”... el pasaje al acto
    Cartelizante: Adriana Pérez Fournier
    Más uno: Diana Ortiz
    Cartelizantes: María de los Ángeles Morana, Adriana Soler y Nakary Romero
    Rasgo: Cuando el insulto deviene en rabia, cólera y pasaje al acto
    “Es abrir entonces la posibilidad de pensar si estas pasiones, como la cólera, participan en sus manifestaciones en un movimiento, moebiano, borromeo con las otras, y en articulación, en unos casos con el odio, en otros con la indignación, distintas modulaciones del goce, variables intensidades, permanencias, silencios, y siguiendo esta línea se puede dar que se pase de la dignidad a la indignidad y de ahí a la cólera...”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: La cólera - ¿Una locura?
    Cartelizante: Diana Ortiz
    Más uno: Diana Ortiz
    Cartelizantes: Adriana Pérez Fournier, María de los Ángeles Morana P, Adriana Soler y Nakary Romero
    Rasgo: Locura y cólera
    “La cólera, en el terreno de las pasiones está necesariamente vinculada al significante, y pone en tensión, el goce, el Otro y el cuerpo ya que es un cuerpo a-fectado por un real. En el caso específico de la cólera, es quizás uno de los afectos que muestra en forma más tangible lo que se experimenta tanto en el cuerpo como lo que se manifiesta al exterior, pues tal discordia es un verdadero toque de lo real. En vecindad, el mal humor como pasión del a, tal como lo designa Miller, nos indica que ese real al separarse del significante crea un impasse, no cualquiera. Dicho cortocircuito es porque el significante no llega a absorber al objeto a”. (Continúe leyendo)

 

Eje: Indignación

  • Nombre del producto: Indignación y reinvidicación, giro infernal por el Otro
    Cartelizante: Fabiana Chirino
    Más Uno: Carlos García
    Cartelizantes: Carlos García, Erendira Molina, Carla Gonzáles y Angélica León
    Rasgo: Indignación y Reivindicación
    “Lo que no marcha, lo que no encaja, remite a lo contingente del encuentro con lo real, de la no relación sexual y la inconsistencia del Otro. Así, la indignación puede surgir cuando el Otro, idealizado como completo, desconoce la singularidad del sujeto, emparentándose este hecho con la pérdida del amor del Otro, que es “un lazo que media entre el sujeto y aquello que hace de él algo único -esa singularidad en la cual radica nada menos que su propia dignidad”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Sublimación, ¿La operación por la que se dignifica el goce?
    Cartelizante: Javier Ortiz
    Más uno: Ana María González
    Cartelizantes: Ana María González, Tania Aramburo Guerrero, Teresita Díaz y Mauricio Monticelli
    Rasgo: Sublimación y Dignidad
    “Desde el ámbito universitario se suele enmarcar a la sublimación como una operación inconsciente, por la que el Yo busca satisfacer una pulsión sexual en un objeto distinto a su destino original. En “La salvación por los desechos”, Miller percibe la sublimación como “el sesgo por el que el goce profundamente autista de lo Uno conecta con el discurso del Otro y viene a inscribirse en el lazo social”. No hablamos entonces de un mecanismo, sino de una acción sostenida del sujeto para apostar, defender y elevar su goce, a la dignidad de la cosa, la cosa para él”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Del individuo indignado a la indignación de masa
    Cartelizante: Raffaella Carolina Lanza
    Más uno: Paula del Cioppo
    Cartelizantes: Sussana Schaer, Juan Francisco Rodríguez, Grisel Salomón
    Rasgo: Perspectiva histórica y política de la indignación
    “Laurent hace referencia a la indignación como un grito contra el Otro infernal. La relación del sujeto con su dignidad está marcada por el tiempo, por su política. Y así analiza circunstancialmente los ataques terroristas de musulmanes en Europa”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: ¿Ilegitima indignación?
    Cartelizante: Susana Schaer
    Más uno: Paula Del Cioppo
    Cartelizantes: Raffaella Bugueño, Juan Francisco Rodríguez y Griselda Salomón
    Rasgo: Padres indignados
    “La dificultad de hacer lazo, con sus torsiones y reversiones, el borramiento de la impotencia y la imposibilidad, el pretender no dejar un resto, propios de la época, hacen que el llamado al que incita la indignación, en muchas ocasiones, no pueda ser acogido por las instancias públicas o políticas que deberían dar lugar a las nonadas, desamparadas, efecto del mismo discurso”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Del desecho indigno al desecho digno
    Cartelizante: Juan Chivalán
    Más Uno: Luisa Aragón
    Cartelizantes: Paola Espinoza Lafuente, Vianney Cisneros y Carlos Chávez
    Rasgo: Desecho e indignación
    “El goce como tal es desnudo, crudo, no tiene dignidad, -indigno-. Aquello a lo que Lacan apunta con la Cosa es el goce idealizado, vaciado, limpiado, reducido a la falta, a la castración, reducido a la ausencia de relación sexual. Cuando el goce es elevado a la dignidad de la Cosa, es decir, cuando no es rebajado a la indignidad del desecho, es sublimado, es dignificado, dada la relación entre dignidad y singularidad, ese paso es esperable en el análisis”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Indig-nada. La indignación, como envés de un semblante epocal: Feminismo(s)
    Cartelizante: Karina Benuzzi
    Más Uno: Alejandra Hornos
    Cartelizantes: Maite Russi, Areli Leeworio y Juan Chivalán de León
    “Dada la relación entre dignidad y singularidad, el paso a una posición más digna es esperable en el análisis. La indignación, cuyo lado B o envés es una dignificación, apunta a arreglárselas con la singularidad. Miller, nos dice en su texto De Mujeres y Semblantes, que el envés es el ocultamiento del principio femenino bajo el ideal masculino”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: La dignidad del cuerpo ante la muerte
    Cartelizante: Areli Leeworio
    Más Uno: Alejandra Hornos
    Cartelizantes: Maite Russi, Karina Benuzzi y Juan Chivalán de León
    “En el Seminario 6, Lacan menciona que “el rito introduce una mediación con respecto al abismo que el duelo crea”, es decir, para tramitar la muerte repentina de un ser amado, requiere realizar algún rito que le permita incorporar la muerte del otro en la cadena significante, darle un lugar digno, lo que podría considerarse como una tramitación de lo real”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Una experiencia de Escuela, una salida digna
    Cartelizante: María Teresa Russi
    Más uno: Alejandra Hornos
    Cartelizantes: Areli Leeworio, Karina Benuzzi y Juan Chivalán de León
    “En palabras de J.-A. Miller, en Punto Cenit, cito: “Cuando el goce es elevado a la dignidad de la Cosa, cuando no es rebajado a la indignidad del desecho, es sublimado, socializado. Lo que se llama sublimación efectúa una socialización del goce. El goce es socializado, integrado al lazo social, al circuito de los intercambios. Es puesto a trabajar en el discurso del Otro...”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: ¿Cuál es el estatuto de la Indignación en la clínica psicoanalítica, vista desde la ultimísima enseñanza de Lacan?
    Cartelizante: Ana María González O
    Más uno: Ana María González O
    Cartelizantes: Javier Ortiz, Tania Aramburo Guerrero, Teresita Díaz y Mauricio Monticelli
    Rasgo: Indignación y Singularidad
    “Creo que la indignación se juega del lado del sujeto como efecto del significante y del síntoma en tanto que interpretable, del lado de la búsqueda de la verdad y específicamente del lado del sujeto en su relación con el Otro que detenta el objeto, correlato de su falta. Es decir, que estamos hablando del sujeto en el fantasma, “la matriz a partir de la cual el mundo, la realidad toma sentido y se ordena, para el sujeto”.”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: La indignación como índice de un surco
    Cartelizante: Felipe Maino
    Más-Uno: Felipe Maino
    Cartelizantes: Gabriel Roel, Juan José Abastoflor e Yndira Parra
    Rasgo: Lógica inconsistente
    “Me interesa esta figura de la clínica de la civilización. Así como Lacan hace del campo de la experiencia freudiana un campo marcado por el “surco nuevo” de lo real y habilita ahí un borde, es posible pensar para el campo de la civilización -en tanto campo abordable por lo analítico- una arquitectura afín a las formas del deseo, afín al registro de lo real, a la ética del bien decir”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: ¿Qué lugar da la palabra frente a lo indignante del Otro?
    Cartelizante: Juan José Abastoflor Paredes
    Más-Uno: Felipe Maino
    Cartelizantes: Gabriel Roel e Yndira Parra
    Rasgo: ¿Qué lugar da la palabra frente a lo indignante del Otro?
    “Considero este pequeño esbozo, por el “in” en el plano lingüístico que remite a un reflejo de lo interior y ponerlo sobre algo. La misma insignia muestra un hecho colectivo, que podemos pertenecer o formar parte de, haciendo posible ese trámite de unos a otros. Pienso que la palabra de indignación permite considerar una partícula de lo singular a partir de un signo que la insignia precedió”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: Dignificar un cuerpo
    Cartelizante: Paola Espinoza Lafuente
    Más Uno: Luisa Aragón
    Cartelizantes: Carlos Chávez, Juan Chivalán y Vianney Cisneros
    Rasgo: Indignación y cuerpo
    “Con Lacan, la indignación “es el afecto que nos embarga cuando nuestra singularidad es cuestionada, desconocida o rechazada”, un encuentro con la singularidad de cada uno, cuando algo que produce un movimiento. La dignificación de esos cuerpos seria darles ese lugar, es devolver su posición de sujeto capaz de darse un lugar, cosa que resulta fácil de pensar; sin embargo es un trabajo de cada uno”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: ¿Cómo se mantiene el deseo en indignación?
    Cartelizante: Estela Castillo
    Más Uno: Paula Iturra
    Cartelizantes: Adriana Chacín, María del Carmen García, Rosario Espina, Orlando Bustamante y Estela Castillo.
    Rasgo: ¿Cómo se mantiene el deseo en indignación?
    “Es curioso observar cómo en la subjetividad misma, aquella trastocada bajo la indignación, la dimensión donde se halla el sujeto que se resiste ante su objetalización, donde emerge y surge una nueva interpretación para dar cuenta de la fortuna del deseo, y he allí su metonimia, deslizándose y buscando su parcial realización en las formaciones del inconsciente, el fantasma y el síntoma”. (Continúe leyendo)
  • Nombre del producto: El psicoanálisis, un dispositivo de re-dignificación
    Cartelizante: Adriana Chacín
    Más uno: Paula Iturra
    Cartelizantes: Estela Castillo, María del Carmen García, Orlando Bustamante y Rosario Espina.
    “La población venezolana atraviesa actualmente una situación de crisis inédita, que ha dejado un saldo generalizado de aproximadamente cuatro millones de emigrantes, incontables pérdidas de vidas humanas tanto por acción u omisión de quienes detentan el poder, nunca antes en América Latina se había presenciado un éxodo a tal escala”. (Continúe leyendo)

NOTAS

* Lacan, J., El Seminario, libro 10, La angustia. Buenos Aires, Paidós, 2006, pp. 87.