NOVEDADES EDITORIALES
Bitácora Lacaniana
Factor @
a-ritmo propio
Cuadernos del INES
Seminarios Jacques-Alain Miller en Caracas y Bogotá
Lacan XXI
Lacan Cotidiano la movida Zadig Radio Lacan Latigo Infancia y Juventud
CARTELES
Boletin-22 a-ritmo propio
Productos de carteles
Estudio y comentario de El Malestar en la cultura & De la Pasiones a lasAdicciones
Francisco Maquilón

Fue en 1929 que Freud escribe el texto de malestar en la cultura, pero es en 1930 que llega hacer publicado. Es uno de los textos más filosóficos de Freud. Como dato curioso este texto es publicado 3 años antes deque Hitler sea canciller del Reich, es decir son tiempos oscuros, tiempos interesantes, existe una antigua maldición china en la cual consta en decir "ojala vivas tiempos interesantes".En el Ecuador hemos vividos demasiados tiempos interesantes, y es hora que vivamos tiempos un pocos aburridos, los tiempos interesantes son los tiempos más terribles, mas agitados.

Esa era una historicidad muy interesante que estaba viviendo Freud era el fin de la republica Weimar y el ascenso de Hitler al poder en 1933 y en el medio de ese marco pesimista es que Freud escribe el malestar en la cultura y este malestar es el siguiente

"La cultura para poder realizarse tiene que sofocar los instintos primarios primitivos esenciales del hombre, los instintos que naturalmente surgen del hombre, la sociedad los tiene que sofocar, los tiene que a maniatar para poder construir la cultura" (Freud, 2003)

Entonces la cultura vive en perpetuo malestar dice Freud, porque la condición de posibilidad que exista una cultura es que los hombres sofoquen, atén, sujeten sus instintos más primarios, aquellos que harían de ellos precisamente las bestias feroces que Nietzsche tanto admiraba, para el hombre de la cultura que describe Freud,el dionisimos nietzscheano esta sujetado, es decir usted no va a ir a ningún festín dionisiaco, usted se queda en su casa, va a trabajar y esto es la cultura.

La cultura dice Freud se basa en la represión, todo tenemos que reprimir nuestros instintos,para que la cultura pueda realizarse se basa en el sofocamiento y hay un instinto que sobretodo es el que va a decir Freud que hay que reprimir es el instinto sexual, y reprimir todo esto tiene consecuencia, genera la neurosis, ósea el hombre de la cultura es un neurótico,porque ha reprimido en el sus instintos fundamentales y sobretodo el principal de ellos el instinto sexual.

"La experiencia psicoanalítica ha demostrado que las personas neuróticas son precisamente las que menos soportan estas frustraciones de la vida sexual. Mediante sus síntomas se procuran satisfacciones sustitutivas que sin embrago, les deparan sufrimiento "(Freud, 3043,2003).

Y es por eso que estas satisfaccionessustitutivas aparecen hoy en día con el significante adicción,el cual tiene el lugar de lo que era antes en el siglo XIX. la pasión es absolutamente un cambio de vocabulario, pero es apuntar a la misma orientación del placer -displacer ( goce), un goce sin límite en relación con un objeto preciso siendo este objeto cualquiera, la cuestión es porque se cambió el significante pasión a adicción, la adicción es el síntoma de la subida de poder de los objetos.

Freud desestimaba sistemáticamente los caminos propuestos para superar el malestar en la cultura:

"La vida, como nos es impuesta, resulta gravosa: nos trae hartos dolores, desengaños, tareas insolubles. Para soportarla no podemos prescindir de calmantes" (Freud, vol, XXI, 1976).

Freud se dedicó a discutir los inconvenientes de cada una de las soluciones propuestas a esos impases una de ellas la intoxicación con drogas embriagantes que acaban por ser peligrosas y dañinas, Freud era escéptico con relación a todas estas estrategias de atemperar el malestar de los humanos en el mundo y la meta por todos anhelada de alcanzar la felicidad y mantenerla.

Freud en el texto del malestar en la cultura, parece que se está identificándose, sujeto del discurso de la histeria, a la demanda de un sujeto de hoy, al sujeto que está atravesado por la infelicidad, sujeto que se queja, es decir ya no es el sujeto de la histeria del siglo XIX que va a referir de dolores físicos, está quejándose de la infelicidad de la vida social.

Freud platea que hay un solo gran síntoma que es el malestar. Hay amenazas que vienen del mundo externo, que vienen del propio cuerpo, y hay amenazas que vienen de nuestra relación con el otro quizás la más importante.

Freud propone una clasificación de terapéuticas de 3 tipos, la primera las poderosas distracciones, la segunda las satisfacciones sustitutivas y la ultima es las sustancias.

Para el mismo Freud está claro en este texto que de las tres modalidades de calmantes la última es la más importante, que la vida no se puede sin calmantes, no se podría vivir de todas maneras. Freud reconoce que las sustancias son los calmantes más poderosos, los más eficaces, porque no hay sufrimiento.

Freud realiza un recorrido por distintas terapéuticas, para este único mal de fondo que es la sensación de infelicidad, de un mal-estar en la cultura. Freud dice que el malestar no es sino una manifestación de un angustia de base, producida por el sentimiento de que el sujeto tiene demasiado poder por los instrumentos de la ciencia.

Freud en el malestar en la cultura propone pensar sobre dos programas: el de la felicidad y el de la culpa, siendo el primero una de las promesas imperativas de la época.Al hablar del imperativo kantiano: "tú debes actuar y que el mismo Freud indica que esta felicidad se da a través del desplazamiento de la libido en los objetos con la cual da una supuesta satisfacción.

De acuerdo con esta lectura de la actualidad, Laurent retoma el malestar en la cultura caracterizando la época como la del "trauma generalizado". De esta manera, en la ciudad en que reina el vacío, donde los sujetos se encuentran funcionando sin punto de capitón, impera un sistema en el cual la ciencia, al situarse como un discurso verdadero, es el único anclaje en cuanto hace una descripción programada de cada uno.

En el recorrido del texto del malestar en la cultura Freud teoriza 8 capítulos en el cual el primer capítulointroduce conceptos con respecto a la estructura y principio de lo psíquico los cuales son los diques para entender el planteamiento, Freud menciona sobre el concepto de evolución en lo psíquico.

En un segundo capítulo Freud hace un análisis del estudio de la felicidad en el cual es un Freud un poco científico, en el texto Freud da a entender quela vida, carece del objeto que le supone la vanidad y buscan las religiones. Freud analiza la búsqueda de la felicidad, que la observación revela como principio general de la aspiración a la felicidad procede según dos caminos principales: la persecución del placer (fin positivo de felicidad) y la huida del dolor (fin negativo), que no son simétricos en sus posibilidades de consecución.

La felicidad propiamente dicha, entendido como el cumplimiento positivo del programa del principio del placer, está en contradicción con el mundo entero y por tanto es irrealizable. Además, esta felicidad procede de la satisfacción instantánea de necesidades que han acumulado tensión, por otro lado la ocurrencia de lo negativo a evitar, el sufrimiento y lo cual se puede observar día a día en la práctica clínica con los casos de urgencia subjetiva que llegan a los centros de salud en los cuales son sujetos que se intoxican con distintas sustancias con la intención de matarse y lo que se escucha regularmente es que no pueden dar cuenta de las circunstancias de lo sucedido, como si su cuerpo no fuese asunto suyo y lo que aparece es una incredulidad relativa al valor de la palabra, son sujetos de la época que se presentan desde la extrema inhiccion al pasaje al acto, se expone a situaciones de riesgo buscando sentirse vivo, responde con lo impulsivo, no llega a angustiarse y se anticipan con un acto.

En el 3er capítulo Freud entiende por cultura y analiza el sufrimiento de origen social y el sentimiento de hostilidad hacia la cultura presente en su sociedad. Y es que, frente a los procedentes de la Naturaleza y del propio cuerpo, aceptados como inevitables, el sufrimiento derivado de las relaciones humanas es más difícil de aceptar por considerarlo gratuito o evitable.

Freud advertía en el malestar en la cultura que no hay civilización sin malestar, porqué el sufrimiento nos acecha, tanto desde el propio cuerpo, como del mundo exterior y de las inevitables relaciones con los otros a esto Lacan aporto con precisión, siguiendo la letra freudiana, que esta pesadumbre es inherente a nuestra cualidad de seres hablantes. De manera tal que conocemos los sabores y sin sabores de la vida porque nuestra existencia es hablada-hablante. Cada cultura y cada sujeto tiene sus modos de paliar tal sufrimiento y en la lista de quitapenas, los narcóticos tienen su lugar en la pluma freudiana como remedios posibles.

Es vigente el planteo freudiano del año 30 respecto de las particularidades del malestar en nuestra época?

En la actualidad del malestar en la cultura en nuestra época no es tanto la cohesión de la masa respecto del ideal, ni el sentimiento de culpa, sino que actualmente el ideal no tiene una función reguladora, actualmente opera el mercado que intenta uniformar los goces, la tecnología que para taponar la división del sujeto brinda una oferta de bienes descartables y si bien Freudsitúa el superyó como aquel exige renuncia, en la escritura de lacan dirá que el superyó como un imperativo de goce.

Se podría decir que el rasgo de la subjetividad actual se acerca más a dormir, dejando al deseo anoréxico, bulímico, en tanto el ideal de renuncia ha dado lugar al consumismo por lo tal tapona la causa del deseo por la invasión de productos del mercado.

BIBLIOGRAFÍA

  • Freud, Sigmund. "El malestar en la cultura" (1930). Obras completas Tomo XXI, Amorrortu editores, 2004
    Jornada de carteles y grupos de investigación de la NEL. 11 de febrero de 2017.
    La memoria involuntaria y la revelación de imágenes del interior.
    (Investigación desarrollada entre octubre de 2015 y febrero de 2017).