NOVEDADES EDITORIALES
Bitácora Lacaniana
Factor a
a-ritmo propio
Cuadernos del INES
Seminarios Jacques-Alain Miller en Caracas y Bogotá
Lacan XXI
Lacan Cotidiano la movida Zadig Radio Lacan Latigo Infancia y Juventud
CARTELES
Boletin-19 a-ritmo propio
El Cartel en la Escuela. Presentación
Claudia Velásquez

Miguel Bassols, en su texto "La puerta del cartel", presenta el cartel bajo una perspectiva, por supuesto no la única, en la cual éste constituye una puerta para entrar a la Escuela, por cuanto su estructura se funda en un pequeño grupo del que se espera hará posible una experiencia de saber para cada uno de sus integrantes, no sin otros. De ello se puede deducir que se trata de una experiencia donde se juega lo singular de la relación al saber y del vínculo. Lo que, por supuesto, también encontramos en aquello que hace a una Escuela. De allí que el cartel sea la puerta de la Escuela que se abre para entrar en ella.

¿Qué sería darle "una vuelta" a esta puerta, hacerla abrir en el sentido inverso? El revés, es que la puerta de entrada se abra, no solo hacia la Escuela, sino hacia el cartel; es decir, es necesario que el cartel deje entrar a la Escuela en él. No basta el trabajo sobre un saber, no basta el vínculo entre cartelizantes, hace falta un consentimiento a la Escuela, a sus principios y orientaciones, y a lo que ella propone, solicita, espera, … de un cartel.

Se trataría entonces de una relación de nudo: el cartel pasa por la Escuela, la Escuela pasa por el cartel. Y es allí que, lo planteo como hipótesis a trabajar, estaría la función del más-uno: una función de enlace entre el cartel y la Escuela.