ACTIVIDADES
Un ruido de trueno en el acto analítico
Lorena Greñas, NEL - Guatemala

El título de la III conversación clínica de la NEL, "El acto analítico, entre sorpresa y verificación", me remite a los registros lacanianos de real y simbólico pues ¿acaso no es la sorpresa la manera en que se manifiesta lo real siempre del lado del Uno y la verificación, un proceso propio de lo simbólico: "lo que pasa o no pasa al campo del Otro" y que solo puede establecerse aprés coup?

Sabemos que a lo largo de su enseñanza, Lacan buscó precisar cuál es la relación, si la hay, entre ambos registros, no como un esfuerzo puramente filosófico o intelectual sino con fines prácticos, preguntándose por un discurso que no fuera de semblante y que permitiera tocar lo real del goce para modificarlo. De esta cuenta, una primera conclusión para mí es que la dimensión del acto analítico es propia de una clínica orientada por lo real dado que "su efectuación depende de la contingencia…es decir, de una modalidad de lo real.

Dado que el acto analítico produce una transformación irreversible, un antes y un después, y que la irrupción de lo real tiene como correlato a la angustia, es fundamental precisar sus coordenadas para diferenciarlo del pasaje al acto y del acting out del lado del analizante. Al respecto, Lacan planteó la falla en la posición del analista implicada en los dos últimos; en el seminario 15, él también señaló que "el analista tiene horror a su acto". Por lo tanto, cabe relevar la asunción de la responsabilidad como una cuestión central para definir el acto.

Lo anterior me lleva a evocar un cuento maravilloso de Ray Bradbury: "Ruido de Trueno"[1] que ilustra bien algo de este orden. Un safari en el tiempo, una contingencia, la angustia y el aprés coup: "Cayó al suelo una cosa exquisita, una cosa pequeña que podía destruir todos los equilibrios, derribando primero la línea de un pequeño dominó, y luego de un gran dominó, y luego de un gigantesco dominó, a lo largo de los años, a través del tiempo. La mente de Eckels giró sobre si misma. La mariposa no podía cambiar las cosas. Matar una mariposa no podía ser tan importante. ¿Podía?"

NOTAS

  1. Bradbury, Ray. "Ruido de Trueno" Disponible en http://ciudadseva.com/texto/el-ruido-de-un-trueno/