ACTIVIDADES
Reverberar la opacidad
Patricia Tagle Barton

Tomo este significante, reverberar, de las líneas finales del Argumento de nuestra próxima Conversación Clínica. Le agrego algo: la opacidad.

Un texto de Lacan, el Discurso de Clausura del Congreso de Estrasburgo, me sirve de marco. Ahí Lacan menciona "ese acto insensato", aquel bajo el cual un psicoanalista opera como tal, o, para ser más exactos, se presta a… y a "(a)". Es decir, a ocupar ese lugar – el que le depara el discurso analítico- y a ser tomado, incluso "capturado", por el lazo de la transferencia.

"Si de esto estuvieran verdaderamente compenetrados –dice Lacan-, es decir que forma parte de vuestro estatuto de psicoanalista cuando operan, no poder nunca jamás tomarse por completo en vuestra aprehensión de vuestro objeto, esto por sí solo les evitaría caer en esa pendiente que es siempre la gran tentación del psicoanalista y que hay que llamar por su nombre: la de volverse un clínico; porque un clínico se separa de lo que ve para adivinar los puntos clave y ponerse a aporrear en el asunto. No es en absoluto para disminuir el alcance de ese saber hacer (savoir-faire). No se pierde nada. Con una sola condición, es la de saber que ustedes, lo más verdadero que hay en ustedes, forma parte de ese teclado. Y que naturalmente, como no se toca con la punta de sus dedos lo que es sí-mismo (...) estén ustedes bien seguros de que falta siempre algo a vuestro teclado y de que es con eso con lo que ustedes tienen que ver." [1]

¿Cómo dar cuenta de ese acto insensato, donde "la punta del dedo" no puede tocarse a sí misma? Es nuestro reto. Estrechar esa distancia que media entre dos lógicas in-comparables pero no por ello in-concordables: la del casus mismo, y la de su "construcción".

Si valoro algo de este hermoso aparato de producir sorpresas que es el dispositivo de la Conversación es precisamente su potencia virtual de reverberar la opacidad. Esa que anima, en el sentido de "dar alma", al agujero de la Escuela.

Lima, julio de 2017

NOTAS

  1. LACAN, Jaques, Discurso de Clausura del Congreso de Estrasburgo, 13 de octubre de 1968: http://www.teebuenosaires.com.ar/biblioteca/trad_01.pdf